DERMATOLOGÍA

¿En que consisten los Tratamientos y Diagnósticos realizados?

La importancia de cuidar tu piel

ABCDE del Melanoma

El diagnóstico temprano del melanoma es clave para asegurar un pronóstico favorable.

La identificación y exéresis del melanoma en estadios precoces asegura un buen pronóstico del paciente pero requiere un seguimiento y una exploración cutánea minuciosa de forma periódica. De hecho, las tasas de supervivencia están en torno a un 90-95% en caso de melanomas no invasivos. Sin embargo, en sus formas infiltrantes el melanoma tiene altas tasas de mortalidad, teniendo unas tasas de supervivencia inferiores al 20% cuando se ha diseminado a otros órganos.

Una exploración física por un dermatólogo de forma periódica asegura la identificación temprana de lesiones malignas o pre malignas.

ABCDE Melanoma

A de AsimetríaFormas asimétricas: Las lesiones del melanoma son típicamente irregulares en su forma y asimétricas, o en todo caso poco simétricas. Los nevus benignos (pecas o lunares) son habitualmente simétricos.

B de Borde – Bordes irregulares: Lo típico de las lesiones benignas son unos bordes bien definidos y lisos. El melanoma suele tener el borde irregular o mal definido, mezclándose con zonas de piel sana

C de Color – Color no homogéneo, dos o más colores: La presencia de más de un color (azul, negro, marrón, oscuro…) o la distribución diferente del tono sobre la lesión, nos puede poner a veces sobre aviso de una lesión maligna. Los nevus benignos son generalmente marrones oscuros o negros de un sólo tono. Ocasionalmente encontramos lesiones benignas de color azulado o incluso blanco.

D de Diámetro – Diámetro mayor d 6 mm: Las lesiones de melanoma son generalmente mayores de 6 milímetros.

 

E de Evolución – Cambios en el tamaño, forma, color, o en otro aspecto: La forma en la que veamos evolucionar nuestros lunares es el factor más importante a la hora de ponernos sobre aviso de una posible enfermedad como el melanoma. Por eso sería recomendable hacerse una exploración con un espejo antes de los 20 años para conocer cuáles son tus lunares normales y así poder identificar precozmente cualquier cambio que pudiera alertarnos.

¿Qué es el Acné?

El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta al folículo piloso. Específicamente, el canal de folículo piloso y las glándulas sebáceas asociadas que producen sebo o aceite. Es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, aunque es más frecuente en adolescentes (80 %) y adultos jóvenes (20-30 años).

Las más comun de estas lesiones  son comedones (puntos negros), pápulas y pústulas (impurezas llenas de pus), y más raramente quistes y abscesos. Durante la pubertad, aumenta la actividad de las glándulas sebáceas y, a menudo, el sebo seco, la piel descamada y las bacterias se acumulan en los poros de la piel formando un comedón, que impide que el sebo fluya desde los folículos pilosos atravesando los poros. Si el bloqueo es incompleto se forman puntos negros; si es completo, aparecen puntos blancos.

Hay diferentes tipos de lesiones. Estas lesiones se localizan en la cara y a veces en la espalda, pecho, hombros y cuello. Las lesiones del acné producen una alteración estética que con frecuencia causa problemas sociales y emocionales. Por otra parte, el acné puede producir cicatrices permanentes en la cara que puede alterar la imagen de una persona o la autoestima.

Afortunadamente, el acné es curable. Con el tratamiento adecuado, es posible prevenir el desarrollo de cicatrices no deseadas al tiempo que mejorar el aspecto de la piel y la apariencia física en general.

 

Las Cicatrices

Una cicatriz es la reparación de una herida por medio de un tejido rico en colágeno.

Pueden ser

Planas: forman parte de la cicatrización normal.

Deprimidas: Es el caso de secuelas de enfermedades como la varicela o el acné.

Hipertróficas: cicatrices engrosadas y duras. Pueden ocurrir luego de una cirugía, quemadura o traumatismo.  A veces son pruriginosas.

Queloideas: Son parecidas a las anteriores pero, además de que se engrosan por demás, sobrepsan el límite de la herida. Existen varios factores que predisponen como, por ejemplo, predisposición genética, edad joven, razas negras, ubicación de la herida en hombros, dorso y región preesternal .

Se puede tratar este tipo de cicatrización patológica por medio de cremas, aplicación local de inyecciones, peelings o laser entre otros.

Las Estrias

Las estrías son adelgazamientos localizados de la piel en forma de líneas sinuosas de color blanquecino que se observan por transparencia a través de la epidermis. Se localizan preferentemente en el abdomen, caderas, cara interna de muslos, brazos, espalda y mamas. Son un estado patológico del tejido conjuntivo de la dermis, caracterizado por una fibrosis excesiva localizada en forma de cordones. Se producen como respuesta a la ruptura y mala calidad de las fibras colágenas y elásticas. De esta forma podemos decir que son cicatrices de este tejido. Si las estrías son de color púrpura o rosada esto indica que la dermis aún tiene riego sanguíneo. Cuando ya no hay riego sanguíneo son de color blanco-nacarado y por lo general son planas. Hay dos tipos de estrías

Estrías de distensión: Se observan en la pubertad (debido a l crecimiento rápido), embarazadas y en personas que han ganado o perdido peso o masa muscular de manera drástica.

Estrías purpúreas o de color violeta: signo característico del Síndrome de Cushing caracterizado por la producción excesiva de una hormona llamada cortisol. Pueden ser creadas también por el consumo prolongado de corticoides.

Los tratamiento apuntan a mejorar el aspecto estético. Las estrías recientes responden más favorablemente. Actualmente existen muchas cremas que pretenden dar solución al problema, pero en realidad sólo unas pocas producen un efecto positivo. Cremas con vitamina A, así como tomar mucha agua, puede ayudar a frenar la aparición de las estrías (el agua además de nutrir la piel tiene la función de estirarla) Cremas con tretinoína en alta concentración durante algunos meses mejoran su apariencia. Masajes que estimulen la circulación cutánea y la penetración de los principios activos. Peelings químicos. Laser: estimula la formación de fibras colágenas y elásticas. Cirugía estética (Abdominoplastia) con los riesgos asociados, como cualquier otra cirugía. El dermatólogo deberá realizar un estudio cuidadoso de cada caso en particular para determinar si se es candidato a algún tratamiento. El paciente deberá tener en cuenta que se requiere de más de una sesión para el caso de los tratamientos con láser y peeling químicos.

¿Qué es la Hiperhidrosis?

La Hiperhidrosis es exceso de sudor. Se localiza en las axilas, palmas de las manos o plantas de los  pies aunque también puede hacerse evidente en zonas como la frente o el labio superior. Este proceso puede llegar a alterar muchos la calidad de vida de los pacientes en su día a día y en sus relaciones sociales. Como consecuencia, puede aparecer mal olor corporal, por lo que es necesario extremar la higiene y tomar medidas para reducir sus efectos.

Los tratamientos clásicos a esta  patología son la aplicación de antitranspirantes, la iontofolesis, las infiltraciones de toxina botulínica (BOTOX) y la cirugía (en los casos más extremos).  El uso del Botox es una técnica sencilla y muy eficaz. Sólo requiere anestesia local y no tiene efectos secundarios.

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel y, ocasionalmente, de las articulaciones, que sigue un curso crónico, con exacerbaciones y remisiones, sin ser contagiosa.  Afecta a alrededor del 2% de la población y suele aparecer entre los 15 y 35 años, aunque también afecta a niños y a personas mayores.

La enfermedad no es hereditaria, pero hay una predisposición genética para padecerla.

La psoriasis comienza en el sistema inmune. Los linfocitos T se activan indebidamente y desencadenan muchas respuestas celulares; entre ellas, la proliferación y dilatación de los vasos sanguíneos de la piel, lo que se manifiesta en el color rojo de las lesiones. También desencadenan una proliferación de las células de la epidermis, los llamados «queratinocitos».

Normalmente, el proceso de recambio celular de la epidermis es de 30 días, pero en las personas con psoriasis dura aproximadamente 4 días, lo que genera la acumulación de células en la capa córnea, y se manifiesta en forma de placas de escamas blanquecinas y descamación exagerada.

El curso de la psoriasis es caprichoso, ya que puede desaparecer y volver a aparecer en los mismos sitios del cuerpo o en otros. Cada individuo afectado tiene su particular psoriasis, y lo que funciona en unos puede que no sirva o incluso vaya mal a otros. Por este motivo, el tratamiento debe ser personalizado para cada paciente, en función del tipo de psoriasis que tenga.

¿Qué es la Rosacea?

La rosácea o acné rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica con periodos de mejoría y empeoramiento, de causa desconocida, que afecta a la piel y a veces a los ojos. Habitualmente se localiza en la cara y raramente en otras zonas como el tronco o el cuello. Se manifiesta como un enrojecimiento inicialmente transitorio que más tarde se hace persistente con la aparición de dilataciones vasculares y a veces granos rojos y con pus parecidos a los que presenta el acné juvenil. Es más común en mujeres que en hombres, aunque a veces éstos presentan formas más severas. La máxima incidencia ocurre entre los 30 y 60 años, y es más frecuente en personas de piel clara.

Las personas con rosácea reconocen algunos estímulos como desencadenantes aunque factores causantes del enrojecimiento en algunos pacientes pueden no afectar a otros y pueden ser uno o varios de los siguientes:

  • Calor, frío o viento
  • Estancias muy caldeadas o cambios bruscos de temperatura
  • Comidas y bebidas muy calientes y especiadas, quesos fermentados y alcohol
  • Exposición solar
  • Ansiedad y estrés
  • Uso prolongado de corticoides tópicos
  • Algunas mujeres pueden notar el inicio de la enfermedad o empeoramientos durante la menopausia

¿Cuál es el tratamiento para la rosácea?

Los síntomas y signos de rosácea varían mucho de unos pacientes a otros y el tratamiento se indica para cada caso en particular, ya que cada persona responde de forma diferente, y un tratamiento eficaz en un paciente puede no serlo en otro.

¿Qué es el vitíligo?

El Vitilígo es una enfermedad cutánea en la cual hay una pérdida del color (pigmento) de determinadas áreas de la piel que ocasiona la aparición de parches blancos e irregulares.

El vitíligo parece ocurrir cuando las células inmunitarias destruyen las células de la piel que generan la melanina (melanocitos). Se cree que esta destrucción se debe a un problema inmunitario, pero la causa se desconoce. El vitíligo puede aparecer a cualquier edad. Parece evidente que hay una influencia genética ya que se ha detectado entre un 30 y un 40% de casos con familiares afectados.

 En la piel suelen aparecer zonas despigmentadas, manchas blancas, simétricas y de bordes irregulares pero bien definidos. En ocasiones hay pequeños puntos oscuros dentro de la zona más clara. Suele localizarse en zonas descubiertas como la cara y las manos y después también en otras zonas como las articulaciones y alrededor de la boca, los ojos, la nariz, el ombligo y la zona genital.

Cita Previa