DIETÉTICA - NUTRICIÓN

EN EL CAMPO DE LA DIETÉTICO Y NUTRICIÓN ESTUDIAMOS A NUESTROS PACIENTES Y LE APLICAMOS UN TRATAMIENTO PERSONALIZADO SEGÚN SUS NECESIDADES.

Dña. Yraya Falcón Miranda
Nº Especialista ADDECAN 003

  • Control de Peso en Mujeres con Transtornos
  • Metabólicos.
  • Sobrepeso y Obesidad.
  • Control de Peso en Mujeres en la Etapa de
  • Embarazo y sus Complicaciones Metabólicas.
  • Hipertensión, Diabetes y Trastornos del Tiroides.
  • Control de Peso en Mujeres en Periodo Pre y Menopáusico.
  • Obesidad Infantil.
  • Control de Peso en Trastornos del
  • Comportamiento Alimentario(Anorexia y Bulimia)

Realizar una Compra Inteligente y Saludable

1. El primer paso es la planificación de los alimentos que queremos comprar. Para ello, sugerimos los siguientes pasos:Planificar anticipadamente el menú (diario o semanal, dependiendo de qué manera realicemos la compra), tratando de incorporar una gran variedad de alimentos y de respetar las raciones de la pirámide.

2. Pensar qué comidas se harán en la semana, y quién comerá en casa.

3. Prestar atención a ofertas o listas de precios de alimentos que podemos encontrar en los periódicos o revistas. Compare precios y calidad, no elija sólo por marcas.

 

4. Repasar la despensa de su cocina, para no comprar algo que todavía tengamos en suficiente cantidad.

5. Confeccionar una lista con los alimentos a comprar, con tres columnas: alimentos frescos (ej: leche, queso, carnes), no perecederos (ej: arroz, azúcar, cereales) y congelados; de esta forma le daremos un orden a la compra, y evitaremos pérdidas de calidad de los productos.

Planificación del Menú Semanal

Nuestro objetivo es brindarles consejos y herramientas prácticas para la planificación del menú diario, tanto para las personas que comen en casa, como para las que comen  en la cafetería del trabajo, con el fin de alcanzar hábitos alimentarios saludables, enmarcados en la Dieta Mediterránea.

Es sabido que nuestro actual estilo de vida nos obliga a destinar menos tiempo a la planificación de una alimentación saludable. Es por ello que tendemos a aligerar las comidas y las compras de alimentos, dando lugar a una distribución horaria de las comidas a veces irracional, con repercusiones negativas en el estado nutricional y, en consecuencia, en la salud.

Embarazo y Lactancia

Durante 9 meses, la mamá experimenta diferentes estados, en los cuales la alimentación juega un papel importantísimo en la formación y desarrollo del feto.

La alimentación debe ser completa y variada, debe adecuarse a esos cambios físicos y fisiológicos, con el fin de satisfacer las necesidades nutricionales de la madre y del bebé, y el coste de la producción de la leche materna.

Es por ello que, en la mayoría de los casos, las futuras mamás y las lactantes deben consumir más calorías que las mujeres no gestantes.

La alimentación durante el embarazo y la lactancia debe ser planificada y adaptarse a las necesidades de cada mamá

Es muy importante tener en cuenta la variedad en la alimentación, y la cantidad de raciones que se deben consumir por grupos de alimentos.

El calcio, el ácido fólico y el hierro son nutrientes fundamentales para un óptimo desarrollo y crecimiento del feto, o sea, importantísimos en la alimentación de la futura mamá y durante la lactancia, y su ingesta debe ser controlada por el dietista y/o médico nutricionista

Importante: La mujer con hábitos de vida saludables –peso saludable, alimentación sana, vida activa, que no fume ni tome alcohol en exceso- estará mejor preparada para el embarazo, y su bebé nacerá más sano

La lactancia exclusiva debe mantenerse, si es posible, hasta los 6 meses de edad del niño, y luego, junto con las comidas complementarias, con la posibilidad de continuar la lactancia hasta los 2 años.

Hábitos Alimenticios de los Niños

La adopción de hábitos alimentarios saludables en los niños es fundamental para favorecer su crecimiento y desarrollo, así como también para evitar enfermedades crónicas en la edad adulta.

Si un niño se encuentra bien alimentado, tendrá mayor rendimiento escolar y más energía para realizar actividad física en la escuela.

La familia y la escuela juegan un rol fundamental en la educación alimentaria de los niños.

La mejor alimentación para un niño es una alimentación variada, que aporte por día, todos los grupos de la pirámide.

Debemos procurar que los niños disminuyan el consumo de ciertos alimentos, como bollería y snacks, y promover el consumo de lácteos, frutas, hortalizas y pescados.

Es importantísimo estimular el ejercicio físico en los niños, que aprendan la importancia de una vida activa, siempre con el ejemplo de sus mayores.

El desayuno debe ser un momento de encuentro familiar, donde el niño se encuentre relajado y donde se consuman lácteos, cereales y frutas  .

Necesidades Nutricionales en la Vejez

El envejecimiento es una etapa de la vida donde la alimentación juega un papel importantísimo, debido al riesgo de desnutrición que las personas mayores poseen

La colaboración familiar es fundamental para que la persona mayor se sienta motivada a la hora de comer

Una persona mayor puede y debe comer una gran variedad de alimentos, cuidando las grasas saturadas, la sal y el alcohol, y si existen problemas de masticación, la consistencia de algunos alimentos

El calcio, la vitamina D, la fibra y las grasas saludables (del pescado y del aceite de oliva) son algunos de los nutrientes que no deben faltar en la dieta de los ancianos

Es indispensable una actividad física regular para prevenir el sobrepeso, la osteoporosis y para mejorar la capacidad cardiorrespiratoria

Además, al pasear al aire libre sintetizaremos también vitamina D gracias a la acción de los rayos ultravioletas

Consultemos al médico sobre la necesidad de consumir suplementos vitamínicos, como por ejemplo la vitamina B12, folatos, etc

Alimentos Recomendados durante la Menopausia

Estos son algunos de los alimentos más recomendables en la etapa de la menopausia:

  • Cereales y derivados: escogerlos integrales  por su aporte en fibra: pan, pasta, arroz, legumbres… Es recomendable consumir de 4 a 6 raciones diarias.
  • Frutas y verduras: son la base de la alimentación junto con los cereales, y son esenciales para el aporte de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos con efectos positivos sobre la salud. Se recomienda consumir cinco raciones al día.
  • Lácteos: debido al aumento de colesterol que suele producirse en la menopausia, es mucho mejor tomarlos desnatados (leche, yogures y quesos). El riesgo de osteoporosis hace que se deba incrementar el consumo diario de este grupo de alimentos a 3-4 raciones diarias.
  • Proteicos: carnes, pescados y huevos deben consumirse con moderación. Es preferible escoger el pescado frente a la carne y consumir pescado azul dos veces a la semana. Dos raciones diarias de tamaño moderado, en la comida y en la cena, ayudarán a un aporte de proteínas correcto.
  • Grasas: los aceites de origen vegetal, como el de oliva, girasol o maíz, aportarán las grasas insaturadas necesarias. El aceite de oliva debe ser la grasa de elección para cocinar y aliñar. En el caso de que nos guste untar, es preferible la margarina a la mantequilla por su aporte en ácidos grasos insaturados. Los frutos secos aportan grasas insaturadas y componentes fitoquímicos muy interesantes, por lo que un puñadito al día entre comidas o en las ensaladas puede ser una buena opción.

La soja es una legumbre especialmente rica en unos compuestos denominados isoflavonas. Se ha visto en poblaciones asiáticas que el consumo de soja reduce los síntomas de la menopausia. Esto es debido a  las isoflavonas, que tienen un efecto similar al de los estrógenos femeninos, de ahí que se utilicen en algunos casos como terapia en el tratamiento de la sintomatología de la menopausia.

La comunidad científica aún no ha llegado a un consenso sobre los beneficios de los suplementos de soja, por ello es importante que si se utilizan, se haga bajo supervisión de un médico. Si quieres aumentar el consumo de isoflavonas de soja, puedes hacerlo a través de soja natural o sus derivados: guisos con soja, tofu, bebida de soja, tempeh, etcétera.

Nutrición en la menopausia

La dieta en esta etapa de la vida es muy importante debido a los cambios que experimenta el organismo. Es necesaria una alimentación equilibrada según el clima, la composición corporal, la edad y la talla.

La importancia de los carbohidratos durante la menopausia también es vital. Deben mantenerse en una proporción de 55 a 60 % de aporte energético total, evitando que los glúcidos (azúcares) no superen el 10 %.

Los lípidos deberán ser de un 25 a 30% de la energía total, poniendo especial cuidado para restringir los que tienen un origen animal y/o saturado.

Las más adecuadas son las grasas vegetales mono-insaturadas y poli-insaturadas. En cuanto a la proteína, deberán ser de un 12 a 15 % y de ellas, el 60 % deberán ser de alto valor biológico.

El consumo de agua deberá aumentar para mantener el cuerpo bien hidratado. Y entre los nutrientes básicos deberán incluirse vitaminas del complejo B, antioxidantes, vitamina E, C y D, fibra y calcio, entre otros.

 

Obesidad Y Trastornos Metabólicos

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica tratable que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasas) en el cuerpo. Sus efectos negativos se producen porque actúa como un agente que acentúa y agrava a corto plazo y de forma muy evidente en patologías graves como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica), e incluso algunos tipos de cáncer, como los gastrointestinales.

Hay muchas causas implicadas en la aparición del problema. Además de una mala alimentación o la falta de ejercicio físico, también existen factores genéticos y orgánicos así como los factores psicológicos (una imagen negativa del cuerpo).

Síntomas

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo, incluso con un esfuerzo mínimo.

La dificultad en la respiración puede interferir gravemente en el sueño, provocando la parada momentánea de la respiración (apnea del sueño). También puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda (lumbalgia) y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos. Los trastornos cutáneos son también frecuentes. Dado que las personas obesas tienen una superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más que las personas delgadas.

Del mismo modo, es frecuente la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas).

Tratamientos

La mejor forma de tratar la enfermedad es previniéndola y para ello, debe detectarse precozmente en los pacientes en los que a partir de los 20-25 años comienza a cambiar el peso.

Los nuevos enfoques terapéuticos están basados en promover una pérdida de peso con programas de control de las enfermedades y problemas asociados, que dan lugar a problemas vasculares, cardiacos y metabólicos.

El obeso no debe perder kilos sino masa grasa, con pérdidas pequeñas y duraderas que impliquen una rentabilidad metabólica. Es necesario consolidar la pérdida de peso a largo plazo, y además, reducir el riesgo de muerte prematura, de enfermedad cardiaca, metabólica y vascular.

 

Técnicas Culinarias Sencillas y Seguras

Para disfrutar de una rica paella, ensaladas nutritivas, pastas al dente, deliciosos cocidos y sabrosas barbacoas, debemos preparar los alimentos de diferentes formas, respetando rigurosos tiempos y temperaturas para lograr platos apetitosos. Para ello existen diferentes técnicas culinarias.

En nuestro país, las más utilizadas son: Hervido, Asado, Plancha, Salteado, Vapor, Fritura, Microondas

Cada preparación tiene su secreto, ya sea para lograr un sabor característico o para alcanzar una consistencia adecuada.

Para mantener el valor nutritivo de las verduras es mejor cocinarlas al baño maría o al vapor, ya que si las hervimos, diluimos parte de sus sales minerales. Si se utiliza la técnica del hervido, se recomienda utilizar poca cantidad de agua.

 

Es más sano consumir las frutas y hortalizas con su piel, bien lavadas.

Los huevos deben cocinarse en agua hirviendo por un tiempo mínimo de 10-12 minutos.

Cuanto mejor cocinemos las carnes, las aves y los pescados, menor será el riesgo de ingerir bacterias que nos causen una intoxicación alimentaria.

Las técnicas de cocción más saludables para las carnes son la plancha, el asado y el hervido, porque no necesitan el uso de grasas.

Para obtener una fritura más saludable debemos: utilizar abundante aceite de oliva, introducir el alimento cuando el aceite esté bien caliente y al final, colocar al alimento sobre un papel absorbente.

No es conveniente mezclar diferentes tipos de aceites y tampoco utilizar muchas veces el aceite de la fritura.

La Importancia de la Variedad en Nuestra Alimentación

¿Por qué es tan importante la variedad en nuestra alimentación?

Porque no existe un alimento que contenga todos los nutrientes esenciales para nuestro organismo. Así, cada alimento contribuye a nuestra nutrición de una manera especial y cada nutriente tiene funciones específicas en nuestro cuerpo. Para gozar de buena salud, nuestro organismo necesita de todos ellos en cantidad adecuada.

La Pirámide de la Alimentación Saludable, nos ayudará a escoger los alimentos que necesitamos comer todos los días para mantener un buen estado de salud.

Los diferentes alimentos, que se agrupan según su aporte nutritivo característico, deben consumirse en una cantidad determinada a lo largo de la semana, para conseguir una dieta equilibrada.

Existen alimentos que deben ser ingeridos diariamente, y que se incluyen en la Pirámide de la Alimentación Saludable, como son los derivados de cereales y patatas, verduras, hortalizas, frutas, leche y derivados lácteos  y aceite de oliva.

Algunos alimentos, concretamente legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras, se tomarán alternativamente varias veces a la semana

Se aconseja moderar el consumo de carnes grasas, pastelería, bollería, azúcares y bebidas refrescantes.

Es importante mantener una adecuada hidratación mediante el consumo de agua, infusiones, caldos, etc.

Además, estas recomendaciones se complementan con el consejo de practicar diariamente ejercicio físico moderado y ajustar la ingesta de alimentos de acuerdo al nivel de actividad habitual, para mantener el peso corporal en niveles deseables.

En el caso de individuos que ingieran bebidas alcohólicas, habitualmente se recomienda moderar el consumo de alcohol, fomentando el consumo de bebidas fermentadas de bajo contenido alcohólico como el vino, la cerveza, el cava o la sidra, en lugar de otras bebidas alcohólicas.

Consulte también nuestras secciones dedicadas a:

Cita Previa