UROLOGÍA

Nuestros Tratamientos

Dr. Santiago Sánchez Bordón

Nº Col. 35/35/06831

Revisiones Urológicas

Circuncisión

La circuncisión es un  procedimiento utilizado para remover quirúrgicamente el prepucio del pene del hombre.

En un procedimiento típico, el prepucio es abierto y posteriormente separado del glande. El dispositivo de la circuncisión es acomodado y después se remueve el prepucio. Anestesia tópica o local es ocasionalmente utilizada para reducir el dolor.

El criterio clínico para realizar la circuncisión es la existencia de fimosis, que se produce cuando la piel del prepucio no puede bajar y dejar al descubierto el glande, lo que puede resultar en dolor, dificultad en las relaciones sexuales o incluso infecciones de orina repetidas.

En el caso de los más pequeños, sólo en un 10% la piel del prepucio baja al año de edad, es hacia los 3 o 4 años cuando esta piel más flexible y fina baja ya sin dificultad en la mayoría de niños y sólo en un 20% de ellos tardará un poco más. La fimosis como condición debe ser entendida como la incapacidad para retraer el prepucio en niños mayores de 3 años.

 

Exeresis de Condilomas

Las verrugas genitales (condilomas acuminados) son una enfermedad de transmisión sexual muy contagiosa, causada por el virus del papiloma humano (VPH). Se transmiten por contacto sexual por vía oral, genital o anal con alguien infectado. Dos tercios de aquellos que mantienen relaciones sexuales con alguien con verrugas genitales las desarrollarán a su vez, alrededor de tres meses tras el contacto.

Los condilomas se presentan a menudo en aglomeraciones y son muy pequeñas o se extienden en grandes masas sobre el área genital o anal.

Existen varios tipos de tratamientos: los tratamientos anti-proliferativos (podofilino) y la exéresis de las lesiones o su destrucción (fríolocal, electro cauterio, exéresis con bisturí o ablación con láser)

Tratamientos ablativos

1.-Crioterapia: se realiza con nitrógeno líquido por contacto sobre la verruga o mediante spray. El contacto del nitrógeno líquido con la verruga se realiza unos pocos segundos; no se puede realizar en la pared de la vagina ya que puede perforarse.

2.-Electrocauterio: se realiza con electricidad (asa, bola, agujas).También se pueden vaporizar o resecar las lesiones.

3.-Cirugía: para las verrugas pediculadas – también las perianales- y para las lesiones grandes o sospechosas de malignidad.

4.-Láser de CO2: vaporiza el tejido infectado.

 

Frenulotomia

El frenillo es la cuerda cutánea ventral del pene, principal encargada de limitar la posición del prepucio retirado. Su función es la de hacer posible el retraer la piel del prepucio por encima del glande, para poder dejarlo al descubierto por completo, por ello, está unido al prepucio.

Es una fina tira de piel, hecha de un tejido muy elástico, que tiene forma de “V”,  y que se sitúa juso por debajo del glande.

Cuando esta “cuerda” tiene una longitud reducida, hablamos de que se tiene el frenillo corto.

Si el frenillo es muy corto, la retirada del prepucio hacia atrás se limita, por lo que no resulta posible descubir el glande por completo. El problema suele verse acentuado en caso de erección.

El frenillo corto suele confundirse a menudo con la fimosis, pero no es lo mismo, con una simple exploración física el urólogo podrá determinar cuál es su patología y proponer las soluciones pertinentes.

Debido a la sencillez de la intervención, esta se lleva a cabo mediante un procedimiento ambulatorio y aplicando anestesia local, salvo en casos de niños muy pequeños o de hombres con fobias muy relevantes, en los que puede plantearse el uso de anestesia general. Tras la intervención se aplican puntos de sutura en la herida usando material reabsorbible.

Prostatitis

El término prostatitis hace referencia a una serie de síntomas caracterizados por trastornos miccionales, sexuales y perineales en mayor o menor medida, dependiendo de la causa, si es infecciosa o no.

La sintomatología puede ser variada  causando molestias importantes en el paciente. Si no se trata adecuadamente con los antibióticos necesarios y durante un tiempo prolongado, puede cronificarse haciendo más difícil su solución.

La prostatitis normalmente es causada por una infección bacteriana de la glándula prostática. Cualquier bacteria que pueda causar una infección urinaria puede producir una prostatitis bacteriana aguda.

Revisión Urológica

La revisión urológica está indicada en varones mayores de 40 años y de forma anual. Con la revisión urológica podremos detectar a tiempo las enfermedades urológicas  más comunes, siendo la hiperplasia benigna de próstata y la sintomatología que la rodea  así como las litiasis urinarias o piedras en el riñón.

Fases de la revisión urológica.

  1. Historia clínica: Consiste en una serie de preguntas al paciente para recabar la mayor información posible sobre su actual estado de salud, así como sus pasadas enfermedades, dolencias, enfermedades en la familia, entre otros criterios.
  2. Exploración física: Se revisa minuciosamente el abdomen, fosas renales, vejiga y próstata (tacto rectal), así como escroto, testículos y pene.
  3. Ecografía urológica renal y vesico- prostática: Se practica un ultrasonido por medio del cual se pueden estudiar y observar los riñones, la vejiga, las glándulas suprarrenales y la próstata.

Las enfermedades urológicas con más prevalencia son la hiperplasia benigna de próstata y la sintomatología que la rodea y las litiasis urinarias o piedras en el riñón.

Vasectomía

La vasectomía es un método anticonceptivo que se le practica a los varones y que está destinado a controlar de forma permanente la reproducción.

¿En qué consiste la vasectomía?

El esperma se produce en los testículos. Luego pasa por dos conductos denominados conductos deferentes hacia otras glándulas y se mezcla con los fluidos seminales para formar el semen. La vasectomía bloquea los dos conductos deferentes e impide que el esperma llegue al fluido seminal. El esperma es absorbido por el cuerpo en lugar de ser eyaculado. Sin espermatozoides, el “semen” (la eyaculación) no puede producir un embarazo.

 

Cita Previa