A dos de cada diez mujeres les acomplejan sus genitales

El tiempo también pasa factura en las zonas más íntimas de la mujer. Deja sequedad vaginal y falta de lubricación, la vagina pierde tonicidad y las paredes se dilatan exageradamente. La mucosa pierde elasticidad y se reseca. Y un mínimo estornudo provoca una pérdida involuntaria de orina. No son desperfectos que quedan a la vista, pero provocan inseguridad en la mujer que los sufre.

A dos de cada diez mujeres les acompleja el aspecto de sus órganos genitales. Y esto, en muchas ocasiones, afecta a su vida sexual: la mujer pierde confianza en ella misma y le bloquean los encuentros con su pareja al tener que mostrar su zona genital.

Hace años, no existía esta preocupación. Hoy la mujer impone nuevos códigos. Pero el interés por el rejuvenecimiento vaginal no es solo un aspecto estético, también entra en juego la salud sexual. La sensación de flacidez, la pérdida de tono, la sequedad y la irritación vaginal complican las relaciones sexuales y provocan coitos dolorosos.

En los últimos años se ha incrementado el número de mujeres que demandan soluciones estéticas a diversas alteraciones de sus zonas íntimas. Como respuesta a esta demanda, surge la Ginecologíaestética.

¿Qué es la Ginecoestética y en qué puede ayudarte?

La Ginecoestética fue desarrollada hace más de una década por el prestigioso ginecólogo David Matlockquien, citando sus palabras, descubrió este concepto “por casualidad”, al comenzar a tratar quirúrgicamente a pacientes que presentaban hiperlaxitud vaginal, como consecuencia de partos “ largos” y/o que habían precisado de instrumentación (ventosa/ fórceps), para la extracción del bebé. Estas mujeres, referían notarse una amplitud vaginal excesiva que provocaba diversos inconvenientes: pérdida de sensibilidad vaginal, incontinencia leve de orina e incluso expulsión de gases por la vagina. Tras la cirugía plástica vaginal, se podía demostrar una clara mejoría de estos síntomas y un efecto positivo en la esfera psicosexual de estas pacientes.

Posteriormente, apareció otra problemática que hasta ahora era, no desconocida; pero sí poco valorada por los obstetras- ginecólogos, bien porque no se tenía en cuenta o no se le daba la importancia que en realidad para las mujeres con ese problema sí tenía, aunque no se atrevieran a comentarlo.

En esta faceta se incluirían:

Las hipertrofias o hipotrofias de labios mayores, menores y clítoris ocasionadas por alteraciones congénitas, tumores productores de andrógenos o como consecuencias de cirugías diversas, una de ellas la de la obesidad. En el primer caso se pueden producir hipertrofias de las estructuras mencionadas y en el otro hipotrofias.

La atrofia vaginal, relacionada con la pérdida de la función ovárica, producida o por la edad o por una intervención quirúrgica que precisó la extirpación de los ovarios o por tratamientos que precisen las pacientes.

Un ejemplo claro de estas situaciones, son las mujeres menopaúsicas y otro el de las mujeres afectadas de un carcinoma de mama y que deben llevar tratamientos antiestrogénicos.

Técnicas y tecnología utilizada.

Actualmente se dispone de tecnologías y productos, aprobadas para su uso en vulva, vagina y periné, cuando estén indicadas. Hay muchos estudios publicados al respecto, en revistas de prestigio que los avalan y la propia Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), ya incluye el Láser Ginecológico como una de las opciones al tratamiento del síndrome genitourinario de la menopausia (atrofia vaginal con o sin incontinencia de orina asociada).

Se trata de una técnica que no requiere incisiones, ni cirugía. No es dolorosa y la recuperación es muy rápida. Además, existen otros tipos de tratamientos como el ácido hialurónico para mejorar la hidratación vulvovaginal.

La energía del Láser Ginecológico consigue estimular la formación de colágeno, que a su vez mejora la membrana mucosa que recubre las paredes de la vagina y facilita la hidratación y la recuperación de los tejidos vaginales. Inmediatamente, casi el 100 por ciento de las pacientes nota que ha recuperado su firmeza.

Indicación del Láser Ginecológico para el tratamiento de:

• la hiperlaxitud vaginal e incontinencia de orina asociada.
• la atrofia vaginal.
• la incontinencia urinaria leve.
• blanqueamiento vulvar y perianal.
• plastias de labios menores, mayores y clítoris.
• las plastias vaginales.
• los condilomas vulvovaginales.
• las lesiones cervicales de alto y bajo grado.

Además existen otras técnicas como las Infiltraciones con ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas (PRP), para el tratamiento de:

• hipotrofias de labios mayores.
• líquen escleroatrófico.
• corrección de cicatrices perineales, vaginales, vulvares.

Muchos de estos problemas no precisan cirugía en quirófano y se pueden aplicar en consulta, con anestesia local si fuera precisa.

Todos estos tratamientos están disponibles en la Unidad de Ginecoestética de Arasalud, donde contamos con un láser de última tecnología y único en su gama, porque dispone de CO2 y/o Erbio Glass 1540; es decir; es un híbrido (los láseres habituales en esta aplicación ginecológica llevan o CO2 o Erbio), para su uso individual o conjunto.

Cita Previa