PASOS PARA PLANIFICAR TU EMBARAZO

Conseguir un embarazo no es fácil. Aunque muchas parejas esperan alcanzar rápidamente su sueño de tener un hijo, es habitual que parejas jóvenes y sanas tarden hasta un año en concebir. Pocas consiguen su objetivo a la primera.
Para evitar frustraciones, hay que tener en cuenta que nuestra especie tiene un potencial reproductivo bajo: las posibilidades de embarazo en el momento más fértil de cada mes son únicamente de 25% aproximadamente en menores de 35 años, probabilidades que se reduce considerablemente a partir de esa edad.
Es importante, hacer una planificación del embarazo y poner medios para aumentar las probabilidades de fecundación teniendo en cuenta la edad de la mujer.

En esta guía, ofrecemos los consejos y la información necesaria para conseguir un embarazo de forma natural o, si esto no es posible, mediante Reproducción Asistida.

Primer paso, acude a tu Ginecóloga.

El primer paso es acudir a tu ginecóloga, que no sólo hará una exploración general sino también ginecológica y evaluará los factores de riesgo y prescribirá los suplementos farmacológicos necesarios para lograr la concepción de forma natural.
Pero ¿Qué pasa si pasa el tiempo y el embarazo no llega? No hay que tirar la toalla. Hoy en día existen técnicas de Reproducción Asistida que permiten a las personas con problemas de fertilidad cumplir su sueño de ser padres.

Consejos de tu Ginecóloga.
– Dejar de fumar.

Debe ser una prioridad en la búsqueda del embarazo. Las parejas que fuman tienen cuatro veces menos posibilidades de concebir un hijo y cuando lo consiguen, la probabilidad de aborto es mayor.
El tabaquismo empeora la calidad ovocitaria y embrionaria y en los hombres, provoca alteraciones de los niveles hormonales que afectan a la calidad y cantidad del esperma y su movilidad.

– Lograr un peso saludable.

El sobrepeso y la obesidad son enemigos de la fertilidad. Según algunos estudios, la búsqueda del embarazo con obesidad se prolonga tres veces más y duplica el riesgo de muerte fetal. Lo ideal es realizar dieta sana con práctica moderada de ejercicio físico.

– Más relaciones en los días fértiles.

Muchas parejas que mantienen relaciones sexuales con regularidad no consiguen el embarazo porque intentan concebir en el momento inoportuno.
La fecundación sólo se consigue en el periodo fértil de cada mes: seis días en torno a la fecha de ovulación de la mujer. En este periodo se debe aumentar las relaciones sexuales para aumentar las posibilidades.

 

Segundo, conoce tu ventana fértil.

El periodo fértil de una mujer viene marcado por su ovulación y abarca desde tres días antes hasta dos días después de la misma. Para determinar el periodo fértil el primer paso es conocer el día de la ovulación.

Como regla general, para calcular el momento de la ovulación, hay que restar 14 días a la duración completa de cada ciclo menstrual de 28 días.
El cálculo no siempre es sencillo porque la duración del ciclo varía de una mujer a otra y el momento de la ovulación puede cambiar, sobre todo en ciclos irregulares.

En principio, lo mejor es seguir estos consejos:

a. si los ciclos menstruales son regulares, con reglas cada 26,28 o 30 días, es fácil de averiguar … La ovulación se produce siempre entre los días 12 y 15 de cada ciclo.
b. Si los ciclos son más largos, más cortos o irregulares, se puede recurrir a un test de ovulación para reconocer con precisión los dos días más fértiles (el día de la ovulación y el día previo). Esta prueba detecta en la orina los niveles de hormona LH, clave en la ovulación.

Existen, además, otros métodos tradicionales para reconocer el periodo fértil, tales como la medición y análisis de la temperatura basal o la observación del moco cervical. Los más fiables son, las ecografías y los análisis de sangre que detectan la hormona LH.

Posibles causas de Infertilidad. 

Es posible que, aun llevando una vida sana e intensificando las relaciones sexuales en los días fértiles, la pareja no consiga el embarazo deseado. Desafortunadamente, se trata de un problema muy habitual, una de cada seis parejas en edad fértil se ve afectada de esterilidad, incapacidad para concebir un hijo por medios naturales.
A día de hoy, la principal causa de esterilidad es el aplazamiento del embarazo hasta edades biológicamente avanzadas. Si hasta los 35 años, la posibilidad de embarazo en una relación durante los días fértiles es del 25% esta probabilidad se reduce al 10% para mujeres mayores de 40 años.
A veces la esterilidad es inexplicable. ¡¡¡¡No hay que desanimarse!!!! Muchas parejas consiguen el embrazo con técnicas de Reproducción Asistida.

Edad en la mujer.

Cada vez mas mujeres aplazan su decisión de ser madres para desarrollar su carrera profesional y conseguir sus objetivos económicos y personales. Sin embargo, el reloj biológico corre en su contra y con el paso de los años, desciende su capacidad reproductiva por la disminución del número y calidad de óvulos.
La mujer nace con un número de ovocitos determinado, alrededor de un millón, que se van reduciendo a lo largo de su vida hasta la menopausia. A mayor edad, menor reserva ovárica, menor cantidad y calidad de óvulos fecundables.
Aunque la pérdida de los óvulos se produce a un ritmo diferente en cada mujer, se acelera a partir de los 35 años. Así, la tasa de fertilidad es del 86% para una mujer de 18 años, el descenso en una mujer de 42 años puede ser del 36%. De ahí la importancia de quedarse embarazada antes de que descienda la fertilidad.

Edad en el Hombre.

La edad del hombre también tiene repercusiones en la fertilidad. A partir de los 50 años en los varones se reduce la cantidad, calidad y movilidad de los espermatozoides en consecuencia su capacidad para fecundar.

Causas de infertilidad masculina:

  • Alteraciones del tracto genital que imposibilita depositar el semen en el fondo de la vagina durante el coito.-
  • Problemas de erección.-
  • Alteraciones en la producción del semen: puede producirse una disminución de la calidad y cantidad del semen.-
  • Situación anómala del meato urinario, curvaturas muy pronunciadas del pene o gran disminución del mismo.-
  • Obesidad extrema.

Causas de infertilidad femenina:

  • Alteraciones del tracto genital que imposibilita depositar el semen en el fondo de la vagina durante el coito.-
  • Factor tubo -peritoneal: cuando las trompas de Falopio se encuentran con algún tipo de lesión.-
  • Endometriosis: cuando el tejido uterino se encuentra fuera del útero.-
  • Otros factores de riesgo: miomas, enfermedades de transmisión…
Enfermedades.

El aparato reproductivo de hombres y mujeres puede sufrir patologías que impidan la concepción natural y exijan la utilización de técnicas de reproducción asistida.

En el caso de los hombres, las principales causas de esterilidad estarían en las alteraciones en el ámbito testicular, la obstrucción de conductos, las patologías en la próstata, las alteraciones en la eyaculación o erección y las alteraciones de semen.

En las mujeres, la infertilidad se debe en el 80% de los casos a la edad avanzada, las lesiones en las trompas de Falopio, la endometriosis, las anomalías uterinas y cervicales y los problemas ovulatorios.

 

 

 

 

Cita Previa