Las mujeres con cáncer de mama pueden experimentar anomalías o síntomas en las mamas. A veces los signos o síntomas pueden estar causados por otra causa diferente al cáncer. En otras ocasiones,  muchas pacientes no sufren ningún síntoma.

Los síntomas o signos que se deben tener en cuenta son:

  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.
  • Un bulto que se palpa como un nudo firme o un engrosamiento de la mama o debajo del brazo.
  • Cambios físicos en la mama, como pezón invertido hacia dentro o una llaga o rozadura en la zona del pezón.
  • Irritación de la piel o cambios en esta, ya sea rugosidades, hoyuelos, piel escamada o pliegues nuevos, etc.
  • Secreción del pezón que se produce de forma repentina y que contiene sangre o se produce solo en una de las mamas.
  • Mamas tibias, enrojecidas e hinchadas, con o sin erupción cutánea. Con rugosidad que se asemeja a la piel de una naranja, llamada piel de naranja.
  • Dolor en la mama; particularmente, dolor en la mama que no desaparece. Tener dolor no indica que sea cáncer de mama, pero debe comentárselo a su médico.

Ante cualquier síntoma o signo de esta lista, hable con su médico. Él le preguntará desde cuándo siente las molestias y la frecuencia de los síntomas, junto a otras cuestiones. Esto puede ayudar en el diagnóstico y en la atención médica o cuidados paliativos.

Cita Previa